María Florencia Segura-55María Florencia Segura

Magister en RSE Universidad Alcalá de Henares de Madrid y Licenciada en Comercialización (UCES). Trabajó para el sector privado en empresas como Telefónica en Iberoamérica y fue voluntaria coordinadora de las acciones de la Fundación Telefónica en Argentina. Luego de su experiencia en el sector social, en el (2006), creó uno de los primeros blogs sobre Responsabilidad Social Emprendedora que figura en AgendaRSE su actual emprendimiento. Se especializó en Responsabilidad Social Empresaria enfocada en medios de comunicación. Ha escrito varios artículos sobre RRHH y RSE y entrevistado en Europa a destacadas personalidades del mundo de la política internacional que tratan el tema RS y la Sustentabilidad. En el 2012 creó la primera edición del Programa de RS y Sostenibilidad de la Universidad Torcuato Di Tella y en el 2013 fue codirectora del Programa de RS, Inclusión y Sostenibilidad de la misma universidad. Actualmente es consultora en temas de RS & Sustentabilidad y es entrevistada por los principales medios de comunicación nacionales e internacionales especializados en la temática por su visión de la sustentabilidad.

Edad: 40 años

Año en que participaste: 1993 y 1996

Programas recibidos: La Compañía y Globe

Tu principal desafío para 2016: Desarrollar AgendaRSE y aportar todo mi conocimiento y experiencia en el ámbito emprendedor y su relación con la responsabilidad social y sustentabilidad en el ámbito educativo.

¿Qué beneficios a corto plazo crees que te aportó tu paso por La Compañía? Creo que La Compañía me mostró de muy pequeña un mundo nuevo que todavía no estaba tan desarrollado como ahora. En esos años no era tan usual emprender, era solo de unos pocos locos. No obstante, me pareció un mundo en el que me sentía muy libre, lo que me atrajo desde un principio. La posibilidad de pensar de manera creativa y el espíritu emprendedor que ya se había sembrado en mí por mis abuelos que eran emprendedores y ya tenían su propia empresa, me ayudó a poder creer en mí y en que todo sueño se puede volver realidad. Tuve la suerte de estar en un equipo junto a uno de los creadores de Bumeran, y conocer personas de diferentes ámbitos y educación, formando un verdadero equipo.

En Globe aprendimos a importar y exportar productos a y de Estados Unidos. Fue una experiencia muy buena saber que, en esa época en la que Internet no era tan usual, podíamos tomar contacto vía telefónica o por videoconferencia con alumnos del Boston College para gestionar primero el contacto, luego la distribución y venta de nuestros productos que eran mousepads. El tener ejecutivos con experiencia que nos guiaran le daba relevancia y profesionalismo a una tarea que no siempre depende de habilidades aprendidas en la universidad.

¿Qué rol desempeñaste? ¿Qué hicieron y cómo les fue? En el Programa Globe me tocó ser Directora de Marketing y recibí un Leadership Training Seminar, en el que nos enseñaron habilidades de liderazgo esenciales para el manejo de nuestra área. Creo que esto me preparo bastante bien para mis funciones posteriores, no ya en un emprendimiento, sino en una multinacional donde me desempeñe como ejecutiva de cuentas internacionales siendo la representante de Argentina para la región Iberoamericana.

¿Hay algo que hayas aprendido que haya tenido especial relevancia? Algo que valoro mucho de los cursos que recibí, fue la capacidad de ver las cosas desde otra perspectiva y la visión de que nada de lo que cada uno se proponga con esfuerzo y constancia puede ser imposible.

¿Cuáles eran tus intenciones o planes al terminar la secundaria y en qué se relacionaron con los programas recibidos? Mis planes fueron estudiar una carrera internacional, por lo que comencé la carrera de relaciones internacionales, pero luego me di cuenta que al haber recibido tanta educación y experiencia en el mundo emprendedor, la experiencia internacional la quería tener, pero en la carrera de marketing que estaba mucho más relacionada a todos los cursos y talentos desarrollados en estos cursos.

¿Cuál crees que es el principal valor de JA y sus programas? El principal valor que tienen los programas de Junior Achievement es la actitud para enfrentar la vida, en cualquiera de sus ámbitos, porque la personalidad emprendedora se debe reflejar en todas las áreas. Me dio una nueva visión de la vida y del mundo, que no era tan usual en esos tiempos. Los textos de educación financiera y planificación, también fueron bibliografía que no existía en esos años en la Argentina.

JA en Argentina recién empezaba y te hacía ver que lo que te enseñaba era efectivamente vivido por ellos, que no te hablaban desde la teoría, sino desde la experiencia y eso hacía que todo fuera más creíble y tangible. Creo que fueron nuestros primeros maestros de una nueva realidad que se avecinaba para la Argentina y que luego vi surgir en diferentes cursos y centros de emprendedores que se crearon aquí.

Otra cosa buenísima, es que te ayuda a bajar a la tierra la carrera que elegís y a no idealizar a los ejecutivos, al verlos más humanos. Luego de esta experiencia no podes decir que no tuviste experiencia laboral antes de ingresar a trabajar a una empresa. Ese es un valor intangible increíble que uno recoge de estos programas.

¿Qué les dirías a los chicos que acaban de pasar por La compañía o que lo harán el próximo año? Que no se lo pierdan porque es una oportunidad para desarrollar muchas competencias y talentos que de otra manera quizás nunca descubrirían; los programas de JA te ayudan a descubrir los dones que tenemos para entregar al mundo.

Hay talentos que solo se desarrollan con la experiencia, que es la mejor manera de aprender. El sistema de enseñanza más avanzado en el mundo se encuentra basado en la experiencia, más allá de la teoría que se pueda encontrar en los libros, más aún en un mundo tan cambiante como el actual, donde muchas teorías ya han quedado obsoletas por el cambio de mentalidad que nos demanda la nueva economía compuesta por sistemas complejos, donde las causas de los cambios no se dan por un factor crítico, sino que son muchas las causas que generan los efectos que hoy estamos viendo, como es el cambio climático.

Hoy más que nunca, se necesita emprender soluciones para la sustentabilidad de nuestro planeta y eso sólo se podrá lograr encontrando los puntos críticos sobre los cuales debemos apalancarnos para producir un cambio positivo para la humanidad.

Creo que la cultura emprendedora con una visión sistémica, entendiendo el planeta como un sistema interdependiente, dará muchísimas satisfacciones a las nuevas generaciones de nuestra economía, donde el futuro del trabajo para los más calificados no estará en pertenecer a una multinacional, sino en la gestión y distribución del propio conocimiento.

Si fuiste alumno de JA en Argentina en estos 25 años y queres sumarte a #HistoriasQueInspiran escribinos a comunicaciones@junior.org.ar

#AprenderAEmprender #InspirandoJóvenes