“El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”
(Proverbio chino)

En un mundo marcado por severas contradicciones, es imprescindible comprender la complejidad y el valor del voluntariado en todas sus dimensiones.

Su aporte y apoyo a la gestión de problemáticas complejas por un lado y su capacidad para desarrollar ciudadanos activos, participativos y comprometidos por el otro, lo ubica como un actor social, político y económico de peso. El producto bruto que genera, equivale hoy a la séptima economía del mundo y se estima que alrededor del 20% de la población adulta dedica tiempo cotidiano a tareas voluntarias. Son, según Kliksberg, 140 millones de personas ayudando a los demás¹.

En Junior Achievement Argentina contamos para desarrollar nuestros programas con miles de voluntarios por año que se preparan, se forman y llegan a las aulas llenos de ganas y expectativas, además de aquellos que colaboran en las tareas de gestión y desarrollo interno de cada una de las sedes.

10924645_826030604130590_6137290744753995194_o

En 2013, para tener una referencia precisa trabajamos con el apoyo de 2779 voluntarios en Argentina. Cada uno de ellos donó aproximadamente 3 horas semanales durante 15 semanas, beneficiando a 40.817 alumnos que recibieron formación, apoyo, mentoreo y motivación para aprender a emprender de manera gratuita.

Nuestros voluntarios son, además, profesionales capacitados y en actividad, que donan parte de su tiempo y experiencia; preparan las clases en casa, practican con sus hijos, rompen su prejuicios acerca de los jóvenes, perseveran, hacen malabares, exigen y acompañan. Dejan una huella importante en los niños y jóvenes, con los que aprenden juntos.

Así, las conductas altruistas implican un sacrificio personal en beneficio de otros, en oposición a las conductas egoístas, motivadas por el propio interés y beneficio; pero dejan mucho también a quienes las llevan adelante. Cada programa tiene una serie de objetivos o resultados que permiten formar en los alumnos ciertas competencias asociadas a emprender, alcanzar las metas, valores; pero ¿Cuál es la ganancia subjetiva de los voluntarios?Voluntariado-01-01

El dictado de un programa, como ejercicio de voluntariado, tiene una serie de consecuencias o beneficios tambiénpara quién lo ejerce con pasión y entrega. El voluntariado en general y el voluntariado educativo en particular permiten adquirir:

· Sentido de compromiso y responsabilidad.
· Comprensión del valor de la tarea que desempeña.
· Ausencia de prejuicios sociales.
· Buenas relaciones interpersonales.
· Afectividad, empatía y rapport.
· Confidencialidad y valoración de la problemática a la que se asiste.
· Estabilidad emocional y tolerancia a la frustración.
· Destreza para el trabajo en equipo.
· Disponibilidad para adquirir formación.
· Capacidad de respuesta ante situaciones conflictivas.

El voluntariado es una actitud ante la vida y ante los demás. Es una forma de comprender la realidad social e interactuar con otros. Es una forma de creer y de crecer. Promoverlo es una tarea de todos.

¡Contanos tu experiencia como voluntario!

Sumate completando este formulario.

 

 

1- Bernardo Kliksberg, ¿Cómo enfrentar la pobreza y la desigualdad?.