Las deudas que hoy no se pagan pueden convertirse en un problema mañana. Consejos y tips para ordenarse financieramente.

 

Por: Ricardo Illane, Director de Pequeñas y Medianas Empresas de Equifax

El historial financiero y crediticio de una persona es como el DNI, cuantos más movimientos tenga más información habrá para predecir cómo se comportará en el futuro.

El sueño de la casa propia, el primer OK o el viaje soñado se pueden ver frustrados cuando el pedido del préstamo aparece “negado” en el banco, por una deuda del pasado. Para que esto no suceda es importante mantener una disciplina financiera teniendo en cuenta las siguientes claves:

Educación: Conocer cómo funciona sistema financiero y cada producto, es fundamental para mantener las finanzas en buen estado. Las nuevas generaciones y en especial los millennials desconocen en su mayoría como se saca un crédito, cómo se paga y qué sucede si no se cumple con lo pactado. Muchas veces se recurre a un préstamo sin considerar si en el futuro se podrá saldar esa deuda. Por ello, así como la escuela enseña a leer y a escribir debería informar a los más jóvenes sobre la importancia de mantener un orden en las cuentas personales.

Mantener una conducta: Antiguamente la palabra “crédito” tenía mala prensa, la gente basaba su conducta en el ahorro y así lograba adquirir ciertos bienes. Sin embargo, esta ecuación hoy cambió y el crédito es la única manera de lograr llegar a eso tan deseado.

Tener una conducta financiera responsable es la única manera de obtener nuevos préstamos para adquirir otros bienes. Calcular si se podrá cumplir con los plazos y pagos es el primer paso antes de solicitarlo. Ser cauteloso y calculador es imprescindible para mantener una salud financiera ordenada y libre de deudas.

Tener visión a futuro: Lo que no se pague hoy será un problema mañana. Sacar un préstamo y dejar de pagarlo repercute en el historial financiero. Ese problema, esa deuda quedará ahí por 5 años hasta que se comience a saldarla. Muchas veces no se trata de mala voluntad, sino coyunturas económicas. Sin embargo, prever las condiciones en las que se ingresa al crédito es importante para no padecer estos problemas a futuro.

Leer las condiciones: Los bancos y las entidades financieras son claros con lo que ofrecen, es tarea de quien firma leer atentamente las condiciones de lo que está adquiriendo. Una tarjeta de crédito que se asume se debitará y no se corrobora desde el usuario que esto suceda puede aparecer como morosa e impaga y con ello cambiar nuestro historial en el banco. Por eso, es importante leer la letra chica y ser responsable a la hora de afrontar las deudas.

#TIPS – Qué hacer si me atrasé:

Regularizar la situación y ordenarse: Con la información financiera al día, tratar de saldar las deudas. Los bancos y las entidades financieras ofrecen financiaciones y planes de pago acordes a lo que el cliente puede pagar. Lo mejor será acercarse, pedir nuevas cuotas y demostrar voluntad de pago.

No volver a generar deudas: Armar un plan de pagos y económico que se pueda cumplir. No tomar nuevos préstamos o créditos hasta no haber acomodado la situación económica.

Informar sobre los pagos: Una vez que se regularizó la situación de morosidad, informarlo a las entidades financieras para que aparezca en el historial crediticio de le persona.

Consejos para #Emprendedores:

Conocer a los proveedores: Conocer a los proveedores no implica tener confianza, requiere saber cuál es la situación financiera de quien comenzará a comercial conmigo. Si se elige a determinado colaborador se deberá tener en cuenta si esta persona o empresa tiene deudas, de que clase son y si podrá saldarlas. Para ello, tan solo se debe pedir un informe crediticio y ahí aparecerá toda la información.

Conocer a los socios: Al igual que con los proveedores, los socios pueden ser un dolor de cabeza si no se cuenta con la información correcta. Consultar no es investigar, es informarse sobre quien será el que comparta ganancias y gastos en el emprendimiento. No se debe subestimar el aspecto crediticio, ya que gran parte del éxito del emprendimiento está ahí.

Minimizar los riesgos: Contar con la información correcta es la única opción para reducir posibles engaños. El éxito del negocio dependerá también de que la cadena de pagos funcione, con lo cual no se debe confiar en que, si dos cheques no rebotaron, tampoco lo hará el tercero. El historial financiero de una empresa revela mucho sobre el comportamiento esperado de la misma.

#EducaciónFinanciera #InspirandoJóvenes

Acerca de Equifax:

Equifax potencia el futuro financiero de individuos y organizaciones en todo el mundo. Usando la fortaleza combinada de datos confiables y únicos, tecnología y analítica innovadora, Equifax se inició como empresa de crédito para los ciudadanos y se ha convertido en el proveedor líder de ideas y conocimientos que ayudan a sus clientes a tomar decisiones informadas. La compañía organiza, asimila y analiza datos de más de 820 millones de individuos y más de 91 millones de empresas alrededor del mundo, y sus bases de datos incluyen datos de empleados aportados por más de 7500 empleadores. 

Con su sede corporativa en Atlanta, Georgia, Equifax opera o tiene inversiones en 24 países en América del Norte, América Central y América del Sur, Europa y la región de Asia y el Pacífico.  Es miembro del Índice Standard & Poor’s (S&P) 500®, y sus acciones cotizan en la Bolsa de Nueva York (NYSE) con el símbolo EFX. Equifax cuenta con aproximadamente 9.700 empleados en todo el mundo.

Para más información: www.equifax.com.ar